Aprende Cómo escoger el Iluminador para el Rostro según tu Tono de Piel

Sin duda alguna, los iluminadores son un producto de maquillaje que está ganando cada vez más terreno, incluso entre las menos experimentadas. Su función es iluminar algunas áreas estratégicas de la cara, como el arco de Cupido (justo por encima de los labios), las cejas y los pómulos, con el fin de dar un brillo radiante a la cara . Por lo general se utiliza para completar el trabajo de contorneado.

Debes elegir un iluminador acuerdo con tu tono de la piel, para así conseguir un rostro saludable, con luz y bello. Hay iluminadores en color champán, rosados, melocotón, beige…Un montón de posibilidades, pero siempre se debe elegir dependiendo de tu tono de tez.

 

Para la Piel muy Blanca

Nos referimos a los llamadas pieles diáfanas y porcelana, típicas de las rubias y pelirrojas. Los iluminadores, en estos casos, deben proporcionar una sutil iridiscencia capaz de realzar la belleza natural de la blancura y hacer hincapié en nuestro tono perlado. Puedes elegir un delicado color champán, si prefieres un efecto más natural.

 

Para Piel Media

Las pieles que tengan un tono medio tienen una amplia variedad de productos, también en términos de gama de colores. Por ello te sugerimos optar por un iluminador en color champán dorado o en rosa dorado, estos productos son ideales para dar un efecto de aspecto saludable con “un toque de sol”.

Piel Media a Oscura

Los rostros con tonos oliva o medio-oscuro tienden a tener un color amarillo. Por lo tanto es esencial utilizar un iluminador que refleje estas características. Para evitar errores, te aconsejamos una selección de colores muy versátil: beige, rosas, melocotón.

 

Para las Pieles Oscuras

Cuando la piel es muy oscura no hay nada mejor que usar iluminadores en oro o bronce, estos tonos son capaces de hacer destacar la belleza de nuestra piel. Absolutamente prohibidos están los tonos más ligeros o rosados, que en el rostros nos darían un tono apagado.

Loading...