Hablemos de la Técnica del Cooking/Baking en el Maquillaje

Actualmente sigue muy en tendencia realizar un marcado “contouring” en el rostro para resaltar y afilar las facciones, ésta técnica fue un “boom” gracias a Kim Kardashian quien es la inspiración de Mario Dedivanovic, su maquillista profesional.

Para resaltar aún más la iluminación en el rostro aparece después del contouring la técnica del cooking o baking que consiste en sellar las zonas iluminadas con polvos traslúcidos y dejarlos reposar mientras se consigue terminar el maquillaje; este paso nos servirá como mencioné antes para sellar y para intensificar la claridad de las zonas altas del rostro.

¿Cuáles son las zonas básicas para crear un baking o cooking en el rostro?

  • Puente de la nariz
  • Ojeras y zona superior del pómulo extendido hacia la sien
  • Maxilar inferior o Zona superior de la mandíbula
  • Mentón
  • Arco de cupido (en algunos casos)

Puntos muy importantes que debes considerar cuando quieras aplicar esta técnica:

  • Si el polvo traslúcido es HD, lo mejor es que no uses otro tipo de polvo encima porque en fotografía parecerán como manchones
  • Debes tener cuidado con el uso excesivo de polvo en la zona de la ojera, porque el polvo reseca y si la piel de esa zona no tiene hidratación, lo único que lograrás son líneas marcadas y una zona con apariencia acartonada
  • Elimina y difumina lo más que puedas el polvo que hayas aplicado, porque debe quedar una transición natural a simple vista, los cambios drásticos de tono solo endurecerán facciones y parecerá que traes un maquillaje fantasía.

Fuente: egomoda.com

Loading...