una forma efectiva de cuidar tus cejas

Las cejas suelen ser por excelencia las encargadas de demarcar la principal facción del rostro. Por ello es importante dedicar tiempo a los cuidados de esta parte del rostro, especialmente cuando se trata de su limpieza y mantenimiento.

Conseguir unas cejas perfectas no es sencillo, por eso te mostraremos cómo conseguir un buen  look facial que te ayudará a diseñar tus cejas pobladas, aprendiendo a recortar los pelitos de tus cejas con sencillos tips que marcarán fabulosamente tu mirada.

1.  Lo primero que necesitarás son unas tijeras de punta fina para conseguir unas cejas perfectamente recortadas y deshacerte de los pelos que sobran. Es importante que encuentres unas tijeras que corten muy bien para conseguir un resultado perfecto. Si buscas en tiendas de estética y cosméticos encontrarás tijeras específicamente pensadas para diseñar tus cejas.

Un cepillo redondo o plano será la otra herramienta básica que necesitarás para trabajar tus cejas, pero debe ser especial para peinar las cejas o pestañas. Con este instrumento podremos peinar las cejas, diseñar el corte y saber cuáles son los pelos que necesitan un corte.

2. Una vez tengas los implementos descritos anteriormente, lo primero que harás es peinar las cejas hacia arriba, de modo que los pelos queden por encima de tus cejas. Cuando los tengas todos hacia arriba pasa la tijera por las puntas, siempre dejando un margen de entre 2 y 3 milímetros, aproximadamente, es decir, no pases la tijera demasiado cerca de ceja.

3. Cuando hayas acabado de recortar la parte superior, deberás repetir la operación pero esta vez en dirección contraria. Vuelve a peinar tus cejas con el cepillo pero ahora hacia abajo y recorta el pelo de la ceja dejando el margen que hemos indicado anteriormente, entre 2 y 3 milímetros.

 

 

4. Si ya has terminado de recortar los pelos sobrantes de tus cejas, deberás volver a cepillarlas de manera normal, manteniendo tu diseño natural. Y recuerda: siempre empezando desde la parte más gruesa hacia el extremo más fino. Si en acabar observas que es necesario eliminar el vello que ha quedado en el arco de la ceja, quítalo con unas pinzas de depilar. Eso sí, debes  hacerlo desde la raíz y tirando de él con suavidad.

5. Una vez hayas recortado, depilado y dado forma a tus cejas, te faltará tan solo definirlas e iluminarlas. Para ello te recomendamos utilizar un lápiz especial para cejas que, generalmente, tienen en uno de sus extremos un color neutro para rellenar las zonas de la ceja con pelo escaso. En el otro extremo suelen contar con tonos beige para dar puntos de luz bajo el arco de la ceja y acabar de iluminar la mirada.

Loading...